lunes, octubre 17, 2005

Tres de la mañana

Q hacer cuándo te invade la desesperación, por creer erróneamente q estás atrapado en un lugar al q sientes q no perteneces, pensaba en eso el otro día, mientras lloraba e intentaba al mismo tiempo hablar por teléfono; me sentía tan mal!, pero al fin entiendo q eso no es cierto, q atrapada no estoy y puedo irme cuando desee, mañana mismo, bueno mañana no será, pero dentro de unos meses SÍÍÍÍÍ´!!!, saber eso me pone muy feliz.

Desde q estoy aquí, no puedo dejar de pensar en regresar, yo sé q es un mundo nuevo q lo aproveche, y lo hago, pero no puedo seguir así más tiempo...cuándo todos se van a dormir y las luces se apagan, aquella vieja tristeza entra por la ventana, apoderándose de mi muy despacio, dándome el beso de las buenas noches, para acompañarme, desearía saltar por la ventana, y usar mis alas, pero siento q están atadas, o muy débiles, y caigo ante todo ese peso, mis ojos se cierran y sólo pienso en una cosa, ya falta poco para q acabe el año.

3 comentarios:

digler dijo...

en verdad ya falta muy poco, y me alegra que te hayas dado cuenta de eso, la distancia es a veces dura, pero el tiempo esta de tu lado mi querida cinder, correrá sin detenerse para que seas feliz nuevamente.

Cinder dijo...

yo sé q si, Dig, muy pronto podré volver a sonreir, cómo lo hacía antes, aquella sonrisa q lo encandiló, y lo sigue haciendo, brillará de nuevo.

Anónimo dijo...

This is very interesting site... »