viernes, octubre 14, 2005

Octubre

Hace muchos años, justo por esta época, lo recordó inconscientemente, su padre se había ido de viaje, el frío del otoño le hizo recordar, las mañanas, encerrada en ese lugar, ella entraba muy temprano levantando a su paso a todos los q aún durmieran, ¡la hora del baño! -gritaba-, ella ya estaba con los ojos abiertos, nunca pudo dormir bién en esa cama, era muy angosta, y la chica del frente, se quedaba viéndola hasta q se apagaban las luces, y aún en la oscuridad, ella podía ver cómo sus ojos amarillos brillaban en el pabellón, quisiera decirle q deje de mirarme, q se gire, pero se quedaba en silencio mientras ella, la apuntaba, con esos ojos.

Es hora de bañarse repetía la voz, abriéndo ventanas, el olor de la leche caliente se sentía con más fuerza entrando por el pasillo, con q nos sorprenderán hoy, pan con queso y leche con avena, o pan con queso y leche con avena, a veces si q se esmeraban y servían mermelada de fresa.
Sentarse a la mesa larga era toda una escena, la gente era muy rara, y ella la sigue mirando con insistencia, sabe q le molesta, pero lo hace.
Oculta su rostro trás la taza grande de avena, hoy no hay leche, se la bebe sin detenerse a pensar q tiene poca azúcar, q está caliente, y q el día está muy gris; trata de pensar q hoy es otro día, q recibirá visitas, tal vez no todas serán personas gratas,pero en fin visitas son visitas, su mente viaja en todas direcciones, q día es piensa y aunque intente no puede saberlo, sólo intuye q es Octubre, q hace frío y q extraña a su padre, a veces olvida q se fue de viaje, ya cuánto tiempo lleva lejos no lo sabe, ignora cuánto tiempo lleva aquí, los días son todos iguales, y el almuerzo llega puntual a las 12:30, en unas horas se inician las visitas, y todo el pabellón se llenará de gente q no conoce, es su familia ,pero no los conoce, ellos tampoco la conocen ahora, sólo le dicen q se mejore, no le lleven noticias del exterior q puedan inquietarla, le dice el doctor de turno,a su madre, ella ya lo escuchó y sabe q todo lo q pueda contarle será falso o al menos recortado, ella quiere saber de su padre.
Pasan los días y todo es igual, salvo por algún nuevo ingreso de madrugada, quiso hacerlo con el raticida le comenta la enfermera a su colega,mientras le coloca la vía endovenosa para suministrarle suero, pero si tiene 16 años!, en q sociedad estamos exclama la enfermera, en su rostro puede verse una falsa preocupación, la otra enfermera es sincera, pero no se percata de la verdad; yo si dice ella,mientras las mira desde su cama, con todo este bullicio no puedo dormir, piensa, se pone ansiosa, la madrugada no ha hecho más q empezar, y el amarillo intenso de esos ojos no la dejan dormir.

Hoy todo pasó cómo de costumbre, pero algo rompió la monotonía del lugar, voltea y se da cuenta q a quién ha querido ver desde hace muchos días o meses o años, está insegura sobre el tiempo, se encuentra frente a sus ojos...comienza a sentir una sensación de eufória, seguida de una de inmensa alegría, alegría verdadera, no cómo todas las muecas q ha tenido q hacer ultimamente para demostrarle a su madre q se encuentra mejor, y q se apure en sacarla; es él.

El se apresura por el pasillo, sin poder ocultar la tristeza q siente por verla en ese lugar, pero a ella ya no le importa, todos han desaparecido y sólo está él parada ahí con los brazsos abiertos, es la primera vez q su padre le dice q la extraño, y aunque no le dice q la quiere ella lo sabe,muy en el fondo ella lo sabe, todas las emociones las siente ahora en su pecho, mientras lo abraza y le da un tierno beso, q me trajiste le dice su niña interior,q aunque ha luchado por mantenerla escondida, escapó hoy y también lo abrazó, y juguetea con el muñequito q posee unos ojos muy raros, le parece muy gracioso, cuelga ahora en la cabecera de un cuarto desierto al q desea volver.
Papá le dice entre lágrimas me sacarás de aquí?, él la mira y casi cree haber visto una pequeña lágrima asomarse, pero indecisa no se atreve a salir, ya pronto hija, de verdad?.. claro q si dice, convencido q su llegada era lo q ella deseaba y necesitaba, después de unos días, muchos kilos menos y unas ojeras inmensas, salió; dejando atrás aquellos días grises.
Lo q puede hacer una tarde de lluvia.

6 comentarios:

kubi dijo...

A veces es mejor que eso del "muy en el fondo" no este tan adentro.
A veces es mejor darle un beso y un abrazo muy afuera!!
A veces es necesario.

Saluditos Cinder, gracias por visitarme.

Cinder dijo...

si eso es cierto!

digler dijo...

que triste historia. me has recordado a una persona que conocí hace mucho tiempo y que afortunadamente hoy es sumamente felíz al lado de su esposo

Cinder dijo...

q bueno q haya encontrado a una persona q la haga feliz, seguro q se lo merece, un abrazo grandote digler.

Anónimo dijo...

Keep up the good work » »

Anónimo dijo...

Cool blog, interesting information... Keep it UP » » »