domingo, mayo 25, 2008

Adiós y gracias y más

Caía lentamente el café expresso que había pedido, sin azúcar sin cuchara si quiera, ella lo sabía, lo veía entrar por la puerta y la cafetera se ponía en acción, tu siempre sonries le dijo el, y ella respondió se hace lo que se puede señor, no cuesta nada una sonrisa y un buenas, no sabes a quién le puede hacer falta, no lo cree usted?. Siempre lo trató de usted, el se impresionaba ya que esa costumbre se había perdido, pero ella era de una tierra lejana, en la cual todavía se saludaba.

Siempre tarareando alguna canción, le daba la impresión que ella muchas veces no estaba en ese lugar detrás de la barra de aquel café, habría viajado como lo imaginaba a esa tierra lejana, donde le aguardaba un beso, había visto los anillos en su dedo; el no sabía lo de las galletas de chocolate ni el helado de limón, tampoco de las tardes de domingo, y la hamaca tibia, los personajes inventados, y la sonrisa, ella nunca se lo contó, porque nunca habló mucho con él, solía limitarse a regalarle una sonrisa, recibirle el dinero y darle las gracias, de alguna manera le recordaba a su padre, al que también extrañaba, aunque cuando hablara con el, no dijera muchas cosas distintas y preguntara quizá mas por la hermana que por ella misma, aún así ella lo extrañaba; recordó que nunca le dijo te quiero mientras estuvo a su lado, pero una vez la tuvo a miles de Km, no pudo evitar decírselo al finalizar las conversaciones telefónicas.
Esta mañana como siempre, ella puso el café humeante frente a el, hubo un buenas y una sonrisa, pero no como la de ayer, lucía diferente, extraña, hasta se le olvidó quitar la cuchara y el azúcar, pues ella precavida tiene muchos platos puestos para las avalanchas, le oyó una vez decir, pero hoy no, hoy se disculpó frente a la taza de café, y quiso sonreir, el le respondió tranquila, le regaló una sonrisa, se hace lo que se puede no es cierto?. Cruzó la puerta despidiéndose, ella le dijo adiós...

8 comentarios:

Lemon Guy dijo...

Pues muchas veces las palabras sobran no? y un gesto llena mas q todo un discurso ...

Bohemia dijo...

Me has metido dentro de la escena...genialmente descrita...

BSS

digler dijo...

uno nunca sabe la falta que hace una sonrisa

ni tampoco como se puede interpetar

Dinorider d'Andoandor dijo...

aunque a veces tb se pudiera hablar más

Nohelia dijo...

Hermosoooooooooooooooooo!!!

Gracias por ir a casita!

Un bechito!

Bito dijo...

Hummmm, para una mejor comprensión yo no hubiera abusado tanto de las comas y hubiera utilizado más a menudo el punto y seguido.

Pero críticas de estilo a parte, está bonito el relato. Que te ofreza una mano a quién tu tanto se la ofreciste.

Un saludo,

Pollo especialista dijo...

buen relato...pero necesita un continuará...ojalá te animes

Escarlata Mix dijo...

El tema, aunque nostalgico, creo que es bueno terminarlo allí. Se respetan las críticas (lo comparto en parte) pero el trasfondo del tema encierra mucho afecto esquivo.
Pocas palabras al aire, muchas en silencio. Abrazos.