miércoles, noviembre 27, 2013


Aún recuerdo la primera vez que me mudé, era pequeña, pero lo deseaba con tantas fuerzas, vivíamos en un lugar que no me gustaba, y la casita imaginaria prometía tanto, luego de un tiempo se hizo real, poco a poco con cada ladrillo que se ponía veía más cerca la felicidad, como es un niño no?, llegó el día y con cosas aún por terminar, empezamos los preparativos, muchas cajas y bolsas, fue tan divertido...mi padre tenía una camioneta donde entraron las cosas no todas claro, se hicieron varios viajes, pero llegamos y todo olía a nuevo, o al menos yo sentía eso, hasta nuestra perrita saltaba por la casa y no sabia donde ir, fue uno de los días más felices de mi vida, y ahora dentro de poco, podré vivir eso de nuevo, pero esta vez a mi propia casa, con mis compañeros de aventura, a vivir, nuevas experiencias, ya tomaré una foto.

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

:)

Que te vaya muy bien.

Saludos.

Dinorider d'Andoandor dijo...

A los tiempos Cinderr!!
gusto de verte, y sí, todo cambia

cinder dijo...

si es increíble!

Lady Bathsheba dijo...

:) todos vuelven, no?

instrumentos dijo...

http://elmusical.blogdiario.com/